Drip cake

DSC_0282

Hace unos días os enseñaba la fiesta que le preparé a Arnau por sus 4 añitos (aquí) y hoy os quiero contar el paso a paso para hacer esta tarta tan bonita.

Tengo que decir que, pese al agobio que tenía encima porque no llegaba a todo, disfruté un montón haciéndola. A Arnau le encanta el chocolate y sobretodo los huevos Kinder, por eso ésta era la tarta perfecta, el único inconveniente es que no la había hecho nunca y me parecía bastante complicada. Desde que empecé a comprar los ingredientes me repetía una y otra vez que estaba picando muy alto con esta tarta, pero decidí tirarme a la piscina y si salía muy mal coger la tarta de la Patrulla Canina de Mercadona, jaja. Tengo que agradecer (y mucho) a Ángela de Caprichos al horno que me animó a hacer esta tarta y por su enorme ayuda en la elaboración: consejos, trucos (todos os los dejaré por aquí abajo), …  y sobretodo paciencia, porque cuando mezclo nervios y prisa soy horror 😀 Mil gracias bonita!!

La característica principal de un Drip Cake es que está cubierto con una ganache chorreando o goteando, cosa que le da un aspecto delicioso!! Y otra de sus características es la decoración de la parte superior: un poco de todo!! 😀 chocolatinas, galletas, frutas, …

Es una tarta que repetiré seguro, el bizcocho muy rico y la crema increíble!!, así que me irá genial tenerla a mano en el blog. Las dos recetas son del blog Objetivo Cupcake Perfecto de Alma Obregon, ya sabéis lo muy fan que soy de ella.

Si os animáis a hacerla os recomiendo que utilicéis un molde de 15 cm para que quede más alta y más vistosa. Mi molde era de 18 cm, entonces lo que hice es hacer tres bizcochos, es decir, hice la masa entera y después repetí la receta con la mitad de los ingredientes. Y hago también aquí un inciso porque mi molde estaba oxidado porque suelo utilizar moldes más grandes y envié a mi marido a las 20h de un 31 de diciembre a comprar uno 😀 los que lo conocéis ya imagináis qué cara puso jaja.

Ingredientes: (molde 15-18 cm diámetro)

Para el Bizcocho:

  • 80ml de aceite de oliva suave (o de girasol)
  • 250gr de azúcar moreno
  • 150gr de harina
  • 50gr de cacao en polvo
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 huevos medianos
  • 150ml de leche
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta (o esencia de vainilla)
  • 150ml de agua

Para la crema (relleno):

  • 3 claras
  • 180gr de azúcar
  • 55ml de agua
  • 1 cucharada de sirope de maíz, glucosa o Golden Syrup (opcional)
  • 300gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300gr de crema de cacao

Praliné de avellanas (para el relleno)

Para el ganaché de chocolate (decoración):

  • 80gr de chocolate negro o con leche
  • 40ml de nata

Preparación:

Empezamos con la elaboración del bizcocho:
Utilizaremos 3 moldes de 15 cm o 2 moldes de 18 cm de diámetro. 
Batimos el aceite, el azúcar moreno y los huevos hasta que estén bien integrados.
Incorporamos la harina, el cacao y la levadura (todo tamizado).
Añadimos el agua hirviendo, la leche y la vainilla. Continuamos batiendo hasta que la masa sea homogénea (suele quedar muy líquida).
Untamos con mantequilla y espolvoreamos con harina los moldes y repartimos la masa equitativamente.
Precalentamos el horno a 180ºC. Horneamos durante 25 min.
Mientras se enfrían los bizcochos podemos empezar a preparar la crema.

 

Elaboración de la crema:
Para empezar, montamos las claras a punto de nieve.
En un cazo, mezclamos el agua, con el azúcar y el sirope (opcional) y lo ponemos a calentar a fuego medio-alto (sin remover). Cuando empiece a hervir, esperamos 1-2 minutitos más (o si tenéis termómetro, que alcance los 115-120ºC).
Cuando el almíbar haya alcanzado la temperatura indicada, lo vertemos inmediatamente sobre las claras muy poco a poco, sin dejar de batir, con cuidado de que no caiga el almíbar en las varillas de la batidora. Continuamos batiendo hasta que el merengue esté brillante (10-15 min).
Una vez el merengue no esté caliente (podemos poner unas placas de hielo alrededor del bol para enfriarlo si es necesario), cambiamos las varillas por la pala. Añadimos poco a poco la mantequilla a temperatura ambiente, batiendo a velocidad baja (atención: la mezcla parecerá que se ha cortado, pero no es así!! no desesperar!! seguid batiendo y a los 10-15min irá cogiendo consistencia), hasta que la crema esté homogénea y muy sedosa.
Añadimos la crema de cacao y seguimos batiendo.
Esta crema se conserva perfectamente a temperatura ambiente.

 

A continuación vamos a montar la tarta. Os dejo un video (aquí) muy visual de cómo se deberíá hacer.
Yo lo he montado directamente sobre el soporte, pero si tenéis un torno que dé vueltas os será mucho más sencillo. Ponemos sobre un cartón de las dimensiones del bizcocho un poco de crema para sellarlo con el bizcocho. Ya podemos poner el primer bizcocho (previamente cortaremos la parte superior de los bizcochos para que quede planita la parte superior).
Ponemos la crema en la manga pastelera y vamos haciendo circulos, teniendo en cuenta que intercalaremos esta crema con el praliné que hemos comprado de avellanas.  Ponemos el siguiente bizcocho y así succesivamente.
Cuando hayamos puesto el último bizcocho, cubrimos tanto la parte superior como los laterales tal y como explica en el video, ayudándonos de una espátula e intentando que no se mezcle la crema con la que estamos trabajando y las miguitas que se van desprendiendo de la tarta. Cuando hayamos acabado, reservamos la tarta en la nevera y haremos el ganaché para decorar la parte superior.

 

Elaboración ganaché de chocolate:
Troceamos el chocolate en un bolw que resista la calor.
En un cazo calentamos la nata hasta que llegue al punto de ebullición.
Vertemos la nata sobre el chocolate y dejamos reposar un minutito.
Con unas varillas mezclamos suavemente hasta que sea una mezcla homogénea.
Sacamos la tarta de la nevera y volcamos inmediatamente el chocolate por encima. Con la espátula ayudamos a que se reparta uniformemente y haremos varios piquitos con la espátula para que caigan los chorretones que caracterizan las Drip cake.

 

Antes de que se enfríe el chocolate, decoraremos la parte superior con todo lo que se nos ocurra, jaja. De esta manera, los elementos que hayamos colocado quedaran bien fijados cuando el chocolate se solidifique.
Conservar la tarta a temperatura ambiente antes de consumirla, no meter en la nevera.

 

DSC_0257

 

DSC_0254
Feliz semana!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s